Compartir:

Varios productos del sector agropecuario son exportados a diferentes destinos a nivel mundial. Los datos del Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana (ProDominicana) indican que, entre el top 15 de las exportaciones totales de la República Dominicana durante el 2022, los cigarros “puros”, incluyendo despuntados y cigarritos “puritos”, que contengan tabaco, ocupan el segundo lugar tras alcanzar los 1,008.49 millones de dólares, para una disminución de 3.70 %.

Otros productos que se destacaron el año pasado son: cacao en grano, entero o partido, con 211 millones de dólares, para un octavo lugar del top 15, y bananos, con 195.6 millones de dólares, para un noveno lugar, entre otros.

Los totales

En un informe que publica la Dirección General de Aduanas (DGA) se explica que las exportaciones totales para el 2022, ascienden a 12,390.93 millones de dólares, presentando un aumento de 6.41 %, en relación al 2021.

Para este periodo, el 62.69 % de las exportaciones pertenecen al régimen de zona franca, el 34.53 % al régimen nacional, el 2.51 % a admisión temporal y el restante 0.27 % a reexportación.

Fuente: diariolibre.com.do

Compartir:
Compartir:

La Unión Arrocera Dominicana (UAD) alertó este lunes que el arroz criollo está amenazado de ser desplazado por las importaciones masivas libres de aranceles, desde el territorio estadounidense a partir de enero del 2025, según lo establece el acuerdo de Libre Comercio con Estados Unidos y Centroamérica (DR-CAFTA), el cual el país es signatario.

El director ejecutivo y vocero de la UAD, Heraldo Suero, dijo que el principal rubro de la canasta básica familiar dependerá de la producción extranjera, comprometiendo la soberanía alimentaria, destruyendo a ese sector y dejando sin sustento a 32 mil productores y 80 mil empleados directos e indirectos.

Dijo que, además, perderán sus puestos de trabajo unas 300 mil personas que realizan labores en el campo, en 300 agroindustrias y factorías, entre otros negocios de confeccionan insumos, talleres, comedores y de distintas actividades que inciden en la economía local de cada provincia arrocera.

Al intervenir este martes en un encuentro en el hotel Lina, con directivos y representantes del sector arrocero, el vocero de la UAD explicó en el 2021 la República Dominicana produjo en 21 provincias más de 14 millones de quintales de este cereal, el 95 por ciento del cual estuvo destinado al consumo local y movió una economía de unos 32 mil millones de pesos.

Este encuentro estuvo encabezado por Marcelo Reyes, presidente de la UAD y de la Federación Nacional de Productores de Arroz (Fenaarroz).

De su lado, Marcelo Reyes Jorge, presidente de la UAD y de la Fenaarroz, aseveró que la autosuficiencia en la producción y la estabilidad del precio de este cereal es un privilegio que muchos países aspiran a tener, más aún en el contexto global bélico y pospandemia.

Mostró preocupación porque la producción del arroz dominicano será la más afectada si se mantiene ese calendario de liberación de aranceles y consecuente importación masiva desde los Estados Unidos.

El presidente de la UAD y de la Fenaarroz advirtió que el país podría perder la soberanía alimentaria del principal ingrediente de la dieta diaria, la economía agropecuaria sufriría un colapso generalizado y con ello la pérdida de la paz social y la estabilidad socioeconómica exhibida por nuestro país en los últimos años.

Manifestó que este tema fue puesto en manos del gobierno el cual ha sido muy receptivo frente al justo reclamo del sector arrocero, el presidente Luis Abinader se comprometió con la solución para salvaguardar la soberanía alimentaria y designó a la embajadora en Washington, Sonia Guzmán, para liderar los acercamientos bilaterales con los Estados Unidos, “lo cual aún se encuentra en una etapa “indefinida”.

Reyes Jorge consideró como una necesidad vital para la economía del país la postergación del desmonte de los aranceles hasta que los Estados Unidos desistan de su “farm Bill”, cartera de ayuda y subsidios a sus productores para importar el arroz a un precio más más barato y desplace a este cereal de producción nacional.

Puso como ejemplo lo ocurrido en Haití y México, que en los primeros meses de importaciones masivas los precios del arroz se deprimieron, arruinando la producción nacional, y luego que se logró un monopolio se elevaron a precios inalcanzables para la mayoría de la población.

Fuente: El Caribe

Compartir: